Publicado el Deja un comentario

Dibujo de un niño de 40 añitos

Hace poco me regalaron un libro de Arno Stern y de ahí este dibujo. El libro lo catalogaría como imprescindible para cualquiera que tenga niños cerca o sea aficionado/profesional del dibujo y la pintura.

Las primeras páginas del libro son un poco farragosas pero luego se entiende todo mucho mejor. Algunos puntos clave:

  1. Todos los niños tienen (tenemos) un proceso evolutivo natural en el dibujo/pintura.
  2. Ese proceso es innato y universal, es decir, se da de manera idéntica en todos los niños sin que intervenga nada ni nadie.
  3. Lo mejor que podemos hacer los adultos es estorbar lo menos posible y dejar que esa evolución se desarrolle de manera autónoma y completa. No desviarlos de su cauce natural.

Podría parecer la teoría utópica de un profesor de dibujo excéntrico pero estoy comprobando con algunos niños que tiene buena parte de razón. (La chimenea en ángulo recto al tejado la hacen todos los niños en sus primeros dibujos de casas. También ese punteado enérgico sobre el papel en los primeros años)

Más resumido: Cuanto menos estorbemos los adultos mejor.

LA REVISTA DIGITAL
Descubre lo último en el mundo del arte, la permacultura, naturaleza, música, arquitectura, el diseño, ciencia, artesanía, ecología, yoga, memes…

Envíos en formato newsletter una vez al mes. ¡Gratis!.
Y si no te gusta cancelas en un click.

EL AUTOR
Marroiak (aka Bernat Moreno) es un artista valenciano nacido en la isla de Tenerife, se ha especializado en ilustración de viaje y paisajes aunque también desarrolla proyectos relacionados con la artesanía y la permacultura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *